Elige el idioma.
Tkart magazine

Informe | La guía definitiva: cómo empezar con los go-karts

go down go up

La guía definitiva: cómo empezar con los go-karts

Para dar los primeros pasos en el mundo del karting, antes de nada hay que conocer este deporte, que tiene de veras muchas formas: de los karts de alquiler a los de carreras, pasando por los de época y los llamados karts de cross. Luego tenemos los automáticos y los de marchas. Y luego también… en fin, que el panorama es amplio y a veces complejo. En este informe, despejaremos todas tus dudas

TIPOS DE KART

Así como el automovilismo está constituido por coches de fórmula, de rally, Stock-car, para carreras de resistencia… el karting también se divide en múltiples categorías. Cada una tiene sus peculiaridades y es empleada en terrenos de carreras diferentes.

CARRERAS

En sustancia, los karts de carreras son para el karting lo que un monoplaza es para el automovilismo. Son conocidos como sprint karts y se emplean en carreras sobre circuitos de asfalto con no más de 1,7 km de longitud.
Es, sin duda, el tipo de kart más extendido en el mundo.
Lo que define a los karts de carreras es la geometría general del chasis, la cual, al margen de pequeñas diferencias, es común a todos los karts de este tipo, y los carenados, constituidos por piezas separadas: un alerón delantero, un panel para el número (o nassau), pontones laterales y parachoques posterior.
Este tipo de kart está presente, a grandes rasgos, en todas las naciones y fundamentalmente está reglamentado por la CIK-FIA (Comisión Internacional de Karting – Federación Internacional del Automovilismo): con los karts homologados por la CIK-FIA, para entendernos, se puede participar también en el mundial de kart.
Aunque están equipados casi siempre con motores 2T, de marchas o no, se están difundiendo cada vez más también los karts de carreras automáticos con motores 4T, de prestaciones inferiores pero con costes de compra y mantenimiento inferiores a los 2T.
Los karts de carreras están disponibles también en formato “reducido”, los llamados Mini, que van dirigidos a niños de hasta 12 años de edad.

Dedicado a:
Quienquiera que desee dedicarse al karting de verdad, tiene que pensar en este tipo de kart, el cual, a nivel de tiempo y dinero, y también en el plano de la condición física, es más exigente que un kart de alquiler. Pero se puede decir que este tipo de kart representa, con todas las de la ley, el kart más puro y original.

ALQUILER

En este caso, el nombre se explica por sí solo: se trata de vehículos pensados específicamente para las exigencias del karting de alquiler. Son aptos también para quien no tiene mucha experiencia de conducción: efectivamente, no son demasiado potentes, a menudo resultan pesados por los fuertes sistemas de seguridad que llevan y ponen la fiabilidad por encima de todo, más que la prestación pura y dura, para poder aguantar horas y horas de uso consecutivo.
Se trata de un tipo de kart en el que, recientemente, han invertido con fuerza todos los fabricantes más prestigiosos, que han sacado al mercado modelos cada vez más diferentes entre ellos (no hay más que pensar a las variantes de dos plazas, para niños, para tallas XXL…), con buenas prestaciones y una imagen atractiva.
Estos karts ofrecen prestaciones inferiores a las de los de carreras, ya sea en términos de potencia o en cuanto al placer de conducción que logran asegurar.
Un kart de alquiler, como su propio nombre indica, el usuario final no lo compra, lo alquila, precisamente, en los circuitos de kart (cubiertos y al aire libre) que ofrecen este tipo de servicio, al contrario de lo que suele ocurrir con los karts de carreras, que también se pueden alquiler en los circuitos, es verdad, pero que casi siempre se compran para luego gestionarlos autónomamente o con la ayuda de un equipo.

Dedicado a:
Los karts de alquiler constituyen un excelente primer paso para probar el manejo de un kart. Efectivamente, no suponen un sacrificio en ningún sentido: es suficiente acudir a un circuito e invertir 20 euros para poder correr una ronda de 10-15 minutos. Pueden utilizarlo también los niños y los principiantes absolutos. Con este tipo de kart, se han desarrollado además verdaderos campeonatos, así como carreras de resistencia de 1, 2… y hasta 24 horas (justo como la mítica carrera de coches de Le Mans). En este último caso, el nivel de empeño requerido, en términos de tiempo, habilidades y dinero, sube, pero en cualquier caso de manera moderada y nunca como con un kart de carreras.

DESCENSO

Los karts de descenso son karts que carecen de motor y que aprovechan la pendiente de la carretera y la fuerza de gravedad para generar su movimiento.
Se ven más o menos por todo el mundo, pero para nada llegan a todas partes por igual: y es que esta disciplina, por otra parte, casi no existe al margen de las competiciones (de hecho se puede practicar solo en carreteras públicas cerradas al tráfico), que se concentran sobre todo en determinadas áreas geográficas (naturalmente donde hay carreteras con bajadas empinadas) y no en todas las naciones, ni mucho menos.
Las categorías dentro de este tipo de karting son múltiples y, quitando las pocas que permiten también el uso de karts de carreras adaptados a las necesidades específicas de seguridad y agarre debidas a la pendiente, todas están basadas en chasis de fabricación específica, a menudo artesanales, inutilizables en otros contextos y sobre los que no se puede instalar un motor. TKART ha participado en una carrera de karts de descenso y ha organizado un test bastante peculiar en “Una vez en la vida”.
Para entendernos, el formato de carrera es similar al de un rally: los pilotos van saliendo uno a uno y la clasificación final está basada en el tiempo que cada uno de ellos ha tardado en recorrer un determinado tramo de carretera en bajada.

Dedicado a:
Si el karting es un deporte minoritario… ¡el kart de descenso es una minoría dentro de la minoría! La verdad es que si no fuera porque la estructura del chasis y las ruedas en algunas clases de karts de descenso son similares a las de un kart de carreras, este tipo de kart tendría bastante poco que ver con el kart más puro. ¡No hay más que pensar que carece de motor! Al margen de lo dicho, es probablemente lo ideal para kartistas ecologistas y para quien ve en un estilo pulido y en la capacidad de trazar trayectorias perfectas el verdadero placer de la conducción. El secreto para ganar, de hecho, es hacer trayectorias perfectas… ¡y usar los frenos lo menos posible!

DIRT

En los karts dirt, el chasis deriva en gran parte de los karts de carreras, de los que se diferencia en algunas piezas que lo hacen más manejable en pistas de tierra. Muchas marcas de karts dirt, de hecho, encargan la fabricación en sí de sus chasis a las grandes marcas especializadas en karts de carreras. Las ruedas tienen tacos y son de un diámetro mayor para que la elevación respecto al suelo sea mayor, el motivo por el que también el asiento va en una posición realzada. Otro detalle que salta a la vista enseguida es la ausencia del alerón delantero.
Puesto que existen categorías muy diferentes, pueden correr pilotos de todas las edades y niveles de experiencia, incluso con un presupuesto reducido. En muchas de ellas, por ejemplo, está permitido el uso de motores que llevan años sin ser modificados, siendo además limitadas las modificaciones admitidas, por lo que el peso de los aspectos técnicos queda en segundo plano.
Su práctica está extendida sobre todo en Australia, donde las pistas de tierra son algo muy común, al igual que la existencia de clubes, y en donde alrededor de este tipo de kart ha crecido una animada comunidad de aficionados.

Dedicado a:
Bueno, ante todo este tipo de kart va dirigido a los australianos. Entre otras cosas, porque en Australia, como decíamos, esta práctica está muy enraizada. Esto hace que sea difícil acceder a este tipo de kart en muchos países del mundo, donde aún no se ha difundido.

OVALES

En este tipo tienen cabida karts muy diferentes entre ellos también, aunque de todas formas se pueden dividir en dos grandes áreas: karts para ovales de asfalto y karts para ovales de tierra.
El kart para circuitos ovales de asfalto está basado en un chasis asimétrico, la posición de conducción es reclinada y los carenados son más envolventes, formando un conjunto de una sola pieza, si los comparamos, por ejemplo, con los carenados de los karts de carreras. Este tipo de kart, ya sea con neumáticos lisos o con tacos, existe también en el mundo del circuito oval de tierra, el cual, sin embargo, es más variado, incluyendo muchas otras categorías: no hay más que pensar, por ejemplo, en los outlaw karts, un verdadero sprint car en miniatura y hasta con aletas, o en las clases Unlimited All Stars.
El karting de circuito oval es sin duda un pilar para el grassroots racing estadounidense (denominación que engloba a todas las categorías dedicadas a los más pequeños y propedéuticas para las carreras de coches): aquí han empezado muchos de los pilotos que hoy corren en NASCAR e IndyCar. Este tipo de kart, conducido a menudo de lado, entraña sin duda un gran nivel de espectacularidad.
También en este caso, las categorías son numerosas. En los outlaws karts, las clases Open compiten con motores 4T de 450 cc elaborados específicamente, pero muchos siguen confiando aún en el legendario Honda CR 500 2T. La Unlimited All Stars permite incluso experimentar con motores turbo y con inyección de protóxido de nitrógeno.
No faltan los modelos de potencia –y costes– más accesibles, gracias también a los muchos paquetes de entrega llave en mano ofrecidos por los fabricantes, que combinan un chasis de principiantes con un motor 4T.

Dedicado a:
Casi siempre este tipo de kart va dirigido a aficionados que viven en los EEUU. Allí, efectivamente, su difusión es más marcada. Es difícil encontrar este tipo de kart y de competiciones en Europa o en Asia, por ejemplo. En cambio, en los Estados Unidos, sobre todo en algunos Estados, hay pistas y campeonatos que ofrecen la posibilidad de correr a todos, tanto a adultos como a niños.

DE ÉPOCA

En este grupo particular tienen cabida, en general, todos los karts que tienen por lo menos 20 años. Por tanto, se puede pensar en karts de todo tipo, desde el de ovales al dirt, pasando, naturalmente, por el kart de carreras, muy difundido en Europa. La práctica de la restauración ha dado vida a verdaderos clubes que a menudo se encuentran para celebrar eventos expositivos que, a menudo, se acompañan con exhibiciones en la pista, e incluso con auténticos campeonatos.

Dedicado a:
Difícilmente va dirigido a principiantes. La aproximación a este tipo de kart presupone, normalmente, haber practicado karting con anterioridad, al margen del tipo practicado. Si tenéis intención de adentraros en el mundo de los karts de época, que sepáis que tendréis que echarle una buena dosis de paciencia: tanto al buscar piezas de recambio, en su caso, para la restauración de un kart, como para gestionar vehículos que llevan de todo menos que tecnología de última generación y, por tanto, son más frágiles o problemáticos a la hora de utilizarlos, si los comparamos con, por ejemplo, los modernos karts de carreras.

ENDURO

El kart de enduro, o road racing enduro, está extendido principalmente en los EEUU. La primera característica que distingue este tipo respecto a los demás son los carenados, que envuelven completamente el kart y están muy desarrollados en longitud, y la posición del piloto, que va tumbado como si estuviera a bordo de un bob, motivo por el cual se llaman también laydown kart. Se corre tanto en circuitos clásicos (normalmente auténticos autódromos, no kartódromos) como en circuitos ovales (también en este caso se habla de auténticos speedway, como el Daytona International Speedway), sobre asfalto, en todo caso, y con todo tipo de motores: 2T, 4T, automáticos o de marchas. Los de enduro son uno de los tipos de kart en los que está más difundida y reglamentada la configuración con dos motores, capaces de propulsar los karts hasta rozar las 160 mph (250 km/h).

Dedicado a:
Como los tipos de karts para ovales, también en este caso, esta categoría de kart está dirigida a aficionados americanos, ya que allí fue donde surgió y se difundió.

CROSS

Hablando de karts de cross, podríamos casi decir que no se trata de karts en sí mismos. Este tipo de karts, que aparecieron en Francia pero ya se han difundido por varios países europeos, parecen unos todoterrenos muy espartanos. En su mayoría están equipados con suspensiones, un componente del que carecen prácticamente todos los demás tipos de kart existentes. Están equipados con motores derivados del motociclismo, de marchas y 4T, con una cilindrada máxima de 600 cc y 115-120 CV de potencia. Se montan en chasis de tubos que a menudo son autofabricados por los pilotos mismos y en su conjunto están caracterizados por una relación peso-potencia que promete prestaciones muy elevadas. La tracción es solamente trasera, mediante cadena, y los neumáticos derivan de los de quads (de 10″).

Dedicado a:
Las prestaciones elevadas que ofrecen y el esfuerzo físico que requieren hacen que el uso de estos karts vaya dirigido a amantes expertos de conducción, no a quien acaba de empezar. Adultos, además.

Sigue leyendo tu artículo

No pierdas tiempo: regístrate ahora para una visita gratuita de 24 horas. Artículos ilimitados.

Inicia tu visita gratuita de 24 horas
No se requiere tarjeta de crédito
o
Salta la visita gratuita y hazte miembro de TKART Magazine.
  • Actualizaciones continuas
  • Contenidos interactivos (360º, vídeos, galerías de fotos, etc.)
  • 15 secciones
  • Más de 500 artículos en profundidad
  • Acceso a todo el archivo
  • Disponible en italiano, inglés y español
  • Acceso desde escritorio y móvil
Abónate