Elige el idioma.
Tkart magazine

Enfoque técnico | Núcleos de radiador max, diseñados para el kart

go down go up

MAX, LOS RADIADORES PARA KART QUE REFRIGERAN UN 10% MÁS Y PESAN UN 20% MENOS

New-Line Racing lanza al mercado una serie de modelos denominados “MAX” que, gracias a sus núcleos innovadores para karting, prometen unas prestaciones rotundamente mejores respecto a antes. Os mostramos cómo lo consiguen

Cuando se elige un radiador, en el imaginario colectivo el modelo que mejor logra enfriar es el más grande, partiendo del principio según el cual cuanto mayor es la superficie de los núcleos, mayor será su capacidad de refrigeración. Este es un razonamiento correcto si damos por sentado que las características de los núcleos son iguales para todos los radiadores. Pero New-Line Racing ha seguido un camino diferente para mejorar las capacidades de refrigeración de su gama de productos sin tener que modificar el tamaño de los distintos radiadores: ha ideado y desarrollado nuevos núcleos de radiador, denominados “MAX”, que logran incrementar considerablemente la capacidad de refrigeración del radiador sin necesidad de modificar su tamaño. Para ello, los técnicos de New-Line Racing han trabajado en los distintos elementos que componen dichos núcleos (aletas y tubos) creando soluciones técnicas. Hemos analizado en profundidad los nuevos núcleos MAX y los hemos comparado con los tradicionales, de la gama de productos New-Line Racing, que puedes descubrir y conocer en este informe dedicado a la fábrica italiana.

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO CONTINUOS
El radiador debe hacer que el motor se mantenga en la temperatura de ejercicio apropiada, un aspecto clave para lograr que este rinda al máximo y su fiabilidad esté garantizada. Por esta razón, cualquier mejora relacionada con este accesorio y el sistema de refrigeración en su conjunto puede aportar claras ventajas para las prestaciones de un kart. Motivo por el cual, el desarrollo de los radiadores debe ser continuo y New-Line Racing, empresa líder en la fabricación de radiadores para kart, es bien consciente de ello. Entre las últimas novedades de la fábrica italiana analizadas en el artículo de TKART “RS NEW: el nuevo radiador de kart de New Line Racing para 2020” destaca el colector del agua en entrada , cuyo diseño curvado, pensado para distribuir el agua con un chorro homogéneo a todo lo ancho del conjunto de núcleos del radiador, permite un uso y aprovechamiento excelentes de toda la capacidad de refrigeración de los mismos. Además de esta innovación, New-Line Racing ha introducido un paso del agua doble: esta pasa primero por el 50 % del conjunto de los núcleos del radiador, luego es empujada de nuevo hacia el vértice del radiador y vuelve hacia abajo atravesando el restante 50 % del conjunto: de esta forma, el agua puede permanecer por más tiempo dentro del radiador y enfriarse en mayor medida. Pero la investigación ha llevado aún más allá: en efecto, si hasta ahora se habían utilizado núcleos de radiador fabricados para otros sectores de la automoción, New-Line Racing, en esta ocasión, ha diseñado unos núcleos de radiador con características técnicas encaminadas a cubrir las exigencias específicas del karting.
NÚCLEOS DE RADIADOR MAX, LA IDEA
La idea de los núcleos de radiador MAX se le ocurrió a Marco Malverti, gerente, junto a Alberto Frigeri y Massimo Benedetti, de New-Line Racing, al analizar un radiador destinado a los coches de Fórmula 1. En concreto, observó detenidamente la distancia entre las aletas dispuestas en sentido vertical que componen los núcleos del radiador. Los núcleos del radiador de un F1 tienen aletas más cercanas, si se los compara con los de un radiador estándar de coche de serie, de los que solemos conducir en la carretera todos los días. De ahí, los técnicos de New-Line Racing han extrapolado esta “regla” que pone en relación la velocidad media del vehículo con la cantidad de aletas de los núcleos del radiador: cuanto más baja es la velocidad media del vehículo, más distanciadas están entre ellas las aletas. Los núcleos de radiador estándar utilizados hasta ahora en los karts (una derivación de los usados para los coches de serie) resulta diseñada para un vehículo sobre el que el aire impacta a una velocidad que, de media, es mayor que la de un kart en un kartódromo. De ello se deduce, pues, que un automóvil de uso cotidiano, dadas sus velocidades medias, se verá sometido (y con él los núcleos de su radiador) al impacto de un chorro de aire con presión superior al que impacta sobre un kart, el cual viaja con velocidades medias inferiores. Por esta razón, la cantidad de aletas de un radiador de coche será, como es lógico, mucho mayor que la cantidad efectivamente útil y necesaria para los núcleos de radiador de uso kartista. A la luz de este análisis, en New-Line se han planteado la siguiente cuestión: ¿existe un vehículo que viaje a velocidades medias similares a las de un kart, del cual “tomar prestados” los núcleos del radiador? Pues bien, parecerá raro, pero la respuesta es sí: el camión. Así pues, analizando los núcleos del radiador de los vehículos industriales, se ha llegado a la conclusión de que, para el karting, era necesario adoptar un FIN PITCH diverso del usado en los automóviles, y pasar, por tanto, a valores de FIN PITCH más en la línea de los radiadores de camión.
    0%

      Los elementos fundamentales de los núcleos del radiador son los tubos y las aletas. Su tamaño, su número y el paso entre ellos determinan la capacidad de refrigeración de los mismos.

      Sigue leyendo tu artículo

      No pierdas tiempo: regístrate ahora para una visita gratuita de 24 horas. Artículos ilimitados.

      Inicia tu visita gratuita de 24 horas
      No se requiere tarjeta de crédito
      o
      Salta la visita gratuita y hazte miembro de TKART Magazine.
      • Actualizaciones continuas
      • Contenidos interactivos (360º, vídeos, galerías de fotos, etc.)
      • 15 secciones
      • Más de 600 artículos en profundidad
      • Acceso a todo el archivo
      • Disponible en italiano, inglés y español
      • Acceso desde escritorio y móvil
      Abónate