Elige el idioma.
Tkart magazine

Editorial | Andrea bertolini: del kart al ferrari

go down go up

ANDREA BERTOLINI DEL KART AL FERRARI

Predestinado. Porque si naces en Sassuolo, que está a menos de 10 km de Maranello, y estás enamorado de los motores desde pequeño, que acabes trabajando en Ferrari no puede verse sino como un signo del destino.


Pero el destino por sí solo no puede hacer gran cosa, y para que un plan así se cumpla, como el plan de cualquier otra vida, hacen falta muchos otros ingredientes: sudor, voluntad, un poco de suerte y la mano tendida de las personas que se vayan encontrando a lo largo del camino. Cuando todos estos elementos se combinan de manera apropiada y, por encima de todo, el protagonista principal le pone mucho, pero que mucho empeño, entonces puede que, partiendo de las pistas de los kartódromos frecuentados de pequeño con el papá, se consiga llevar un día el mono rojo más ansiado en el mundo de los motores.

Esto es lo que hizo Andrea Bertolini, quinta de 1973, piloto de pruebas de Ferrari y piloto oficial de Maserati, ganador de nueve títulos internacionales de automovilismo entre los que destacan tres campeonatos FIA GT, un mundial FIA GT1, un 24 Horas de Le Mans y, más recientemente, el Blancpain GT Series de 2019 con AF Corse.
Pero todo empezó con el kart, con la afición transmitida por el padre y las primeras vueltas en el circuito a 11 años: “Pensaba todo el tiempo en los motores –cuenta Bertolini–. Cuando no estaba fuera para competir, pasaba horas y horas arreglando el kart. Luego, el viernes cargábamos todo en el Fiorino de papá y partíamos. Junto a mí, corrían mi hermano Enrico y mi primo: a nosotros, tan pequeños y formados tan 'en casa', nos causaba impresión vernos en la pista en medio de los escuadrones oficiales. Luego, un día, con 16 años más o menos, mis padres me dijeron que el gasto se había vuelto insostenible y no se podía seguir corriendo: me pegué una semana llorando...”
Pero tu carrera en el karting no acabó ahí...
No, en 1998 lo retomé con Maranello Kart. Fue gracias a Giancarlo Giusti y Stefano Bonacorsi, la vieja guardia del equipo. Y, junto con ellos, un cuarteto de locos de remate como Paolo Severi, el Cavalier Cassani, Carlo Corti y Pietro Corradini: el mérito de que yo pudiera volver a correr con el kart es suyo.
Pero, antes que nadie, les estoy agradecido a mis padres: en los primeros años de carreras hicieron muchos sacrificios para que mi hermano y yo corriéramos. Mi padre era quien nos llevaba a los circuitos de competición y mi madre nos alcanzaba el sábado, después de cerrar el bar de familia. Luego volvíamos todos a casa el domingo por la tarde, a la hora que fuera: el lunes por la mañana había que trabajar. Por último, no puede faltar el agradecimiento a mi mujer, Angela: tener a tu lado una persona que te ama y que amas, te da serenidad para lograr los objetivos más increíbles.”

Nacido en Sassuolo (provincia de Módena) en 1973, empezó a correr en kart a 11 años. Interrumpió dicha actividad a 16 años y la retomó a finales de los 90, cuando ya trabajaba en Ferrari. En 2001, con su debut en FIA GT, dio comienzo a una carrera extraordinaria

Sigue leyendo tu artículo

No pierdas tiempo: regístrate ahora para una visita gratuita de 24 horas. Artículos ilimitados.

Inicia tu visita gratuita de 24 horas
No se requiere tarjeta de crédito
o
Salta la visita gratuita y hazte miembro de TKART Magazine.
  • Actualizaciones continuas
  • Contenidos interactivos (360º, vídeos, galerías de fotos, etc.)
  • 15 secciones
  • Más de 500 artículos en profundidad
  • Acceso a todo el archivo
  • Disponible en italiano, inglés y español
  • Acceso desde escritorio y móvil
Abónate